enviar correo electrónico buzon@periodicoelsur.com Inicio   |   Regionales   |   Deportes   |   Sociales   |   Especiales   |   Oportunidades  |   Fotogalerías   
Página de Inicio del Periódico/Semanario El Sur de Cd. Guzmán
  Ciudad Guzmán, Jalisco, México,
Especiales
1957-2007
Historia de la Coronación "Pontificia" de San José de Zapotlán (Segunda Parte)

Redacción Informativo del Sur de Jalisco
buzon@periodicoelsur.com

Sábado 22 de Septiembre del 2007
Imprimir Nota
San José de Zapotlán
Trono San José de Zapotlán. (foto: Archivo de El Sur)
Por Fernando G. Castolo, Cronista Oficial de Zapotlán el Grande

El señor Benjamín Ruelas en compañía del señor Arias Pedroza tuvieron, necesariamente, que someterse a una profusa investigación sobre los antecedentes que circunscribían a ésta y otras imágenes del Santo Patriarca, para presentar documentación que apoyara la petición a Roma.

En la segunda mitad del siglo XVIII en la Diócesis de Popayán, en la República de Colombia, el M. I. señor Deán don José Prieto y Tovar, gran devoto del Castísimo Patriarca, se propuso en vida propagar el culto josefino en varios obispados de América.

Con este motivo solicitó y obtuvo de la Sagrada Congregación de Ritos licencia para que fueran solemnemente coronadas con autoridad episcopal las imágenes más veneradas de San José, ya fueran de escultura o de pintura.

El Ilustrísimo señor Obispo de Popayán, don Jerónimo Antonio de Obregón, dio su superior permiso al reinscripto pontificio de 13 de abril de 1778 que concedía el deseado permiso al señor Deán antes nombrado.

Igual gracia había pedido el doctor don Francisco Vergara, Regente del Tribunal de Cuentas de Popayán, Mayordomo y Tesorero de la Catedral de Nueva Granada, según documentos que se conservan en Morelia, Michoacán.

En la Nueva España, las primeras coronaciones josefinas se hicieron en la diócesis de Puebla de los Ángeles y en la de Michoacán.

Las de Puebla, autorizadas por el M. I. señor licenciado don Manuel Ignacio González del Campillo, Canónigo Penitenciario de la Santa Iglesia Catedral, Juez de Testamentos, Capellanías, Diezmos y Obras Pías, Provisor y Vicario General de la diócesis angelopoblana, en la fecha del 23 de febrero de 1787.

En cuanto a las de Michoacán, muy solemnemente fue la de San Luis Potosí, a solicitud de don Andrés Gutiérrez, Administrador de la Real Renta de Correos, quien obtuvo la licencia respectiva por decreto del 1º de diciembre de 1789, expedida en la ciudad de Valladolid de Michoacán por el Ilustrísimo señor Obispo Diocesano, ya mencionado en líneas arriba.

Con autorización del mismo prelado, fueron coronadas, entre otras imágenes de San José, en marzo de 1790, las de Irapuato, Real de Guadalcázar, Tangancícuaro y Valle de Santiago; en abril del mismo año la de Tacámbaro y en julio inmediato la de Acámbaro.

En posteriores fechas otras muy veneradas imágenes del Castísimo Patriarca recibieron el honor de la coronación en diversas poblaciones de ese obispado.

Los antecedentes de la coronación pontificia de San José señalan que en dos ocasiones anteriores ya se había hecho la respectiva petición a Roma, y en ambas la respuesta fue negativa, ya que se carecía de los elementos comprobatorios que justificaran plenamente la importancia del Santo Varón, para que se considerada su coronación.

Uno de los hombres que más se esforzó en conseguir la gracia de la coronación, sin duda, fue el señor Canónigo don Antonio Ochoa Mendoza, de feliz memoria, quien hizo llegar a Roma importante documentación sobre la trascendencia patronímica de San José en Zapotlán, no logrando nunca ver en vida cristalizado su anhelado proyecto.

Ante las negativas que ya se habían dado desde Roma a la petición de coronación pontificia, el señor Arzobispo don José Garibi Rivera no se entusiasmaba con la idea de poder presentar nuevamente tal petición.

Entonces, viendo el interés que la feligresía zapotlense tenía con tal gracia, encomendó al señor Canónigo don Benjamín Ruelas Sánchez, hiciera las respectivas pesquisas sobre el asunto en particular, para lo cual se sometió a una profusa investigación y presentó argumentos muy sólidos al concluir -como ya se había hecho hincapié con la coronación diocesana de 1790- que José era heredero directo de la estirpe del Rey David y esposo de María y, por lo tanto, era factible su coronación.

Hacemos notar aquí que es muy difícil el que se conceda el respectivo permiso para realizar coronaciones pontificias a santos que no pertenecen a la llamada "realeza celestial", es decir, solamente aquellos que subieron al cielo en cuerpo y alma, según lo estipula el rito de la cristiandad, que serían la Virgen María y Cristo Jesús; por ello, lo sucedido hace cincuenta años debe de considerarse como una de los hechos más especiales y significativos en la historia de la Iglesia de Ciudad Guzmán.

Bajo esta sinopsis histórica y, según hemos sido informados, parece ser que en toda la República Mexicana no existía otra escultura de San José que hubiera recibido tal distinción, al haber sido autorizada su coronación el 12 de marzo de 1957, por Pío Papa Duodécimo, aunque al aviso llegó a Zapotlán hasta el 27 de marzo inmediato.

"Tan fervorosa como antigua, según hemos sido informados, es la devoción que no sólo los habitantes de la Parroquia llamada "Zapotlán el Grande", sino también los fieles de las parroquias vecinas y aún los que vienen de regiones lejanas, profesan a San José, cuya venerable imagen se venera en la Iglesia Parroquial…

Por tales razones, el venerable hermano José Garibi Rivera, Arzobispo de Guadalajara; añadiendo su propio ruego y encarecida recomendación, presentó ante Nos las humildes e instantes preces del clero y pueblo de dicha región pidiendo la gracia de coronar con Nuestra Autoridad y en Nombre Nuestro, a la tan venerada y Alabada Imagen.

Nos, accediendo gustosamente a estos deseos que nos fueron comunicados… damos al mismo Arzobispo de Guadalajara el encargo de coronar con corona de oro, en nombre y con Autoridad Nuestra, la imagen de San José, piadosamente venerada en la Iglesia Parroquial de Zapotlán el Grande, dentro de los confines de la Arquidiócesis mencionada, en el día en que él mismo elija, después de la Misa solemne, conforme al rito y fórmula prescritos…" (Fragmento del Breve Apostólico).

¿Hay en archivo otra foto de San José, del trono o algo así?

Más Noticias de Especiales  »
Otras Noticias »
Especiales »
» Relatos de Ficción
“Cita de muerte”
24 de Octubre de 2014
» Colaboración
Datos y Datas de Interés
24 de Octubre de 2014
» Relatos de Ficción
“Melodía maldita”
21 de Octubre de 2014
»  Colaboración
Datos y Datas de Interés
21 de Octubre de 2014
»  Relatos de Ficción
“Diablo, duendes y brujas”
17 de Octubre de 2014
Acerca del Semanario El SUR | Directorio | Contáctenos |Aviso legal | ©2005-2011 Todos los Derechos Reservados.
Ciudad Guzmán, municipio de Zapotlán El Grande, Jalisco, México. Dudas y comentarios: buzon@periodicoelsur.com
Las marcas comerciales, nombres comerciales, nombres de productos y logotipos de terceros incluidos en este sitio web pueden ser marcas comerciales o marcas comerciales registradas de sus respectivos propietarios.
Resolución mínima de 800x600 píxeles. ¡Actualizar Navegador/Browser! Esta página se visualiza mejor en:
Internet Explorer 6+(6+) ' Netscape 8+(8+) 'Opera(8+) ' Mozilla ' FireFox ' Flash