enviar correo electrónico buzon@periodicoelsur.com Inicio   |   Regionales   |   Deportes   |   Sociales   |   Especiales   |   Oportunidades  |   Fotogalerías   
Página de Inicio del Periódico/Semanario El Sur de Cd. Guzmán
  Ciudad Guzmán, Jalisco, México,
El Anarkista
Transición a la Democracia, costos y causas
Lic. Rodrigo Sánchez Sosa
buzon@periodicoelsur.com


Viernes 30 de Marzo del 2007
Imprimir Nota
Por: Rodrigo Sánchez Sosa.

Para las ciencias políticas, la transición a la democracia es un proceso por el cual una sociedad pasa de tener un régimen político dictatorial a tener uno democrático. Hay cuatro grandes vías para que esto suceda:

1) Transición vía transición: en la cual las elites dictatoriales pactan con la oposición democrática, y contado con la mediación de las potencias políticas internacionales, se reparten el pastel a sabiendas los primeros de que, se pueden quedar sin él, y los segundos de que, "más vale pájaro en mano…"

2) Transición vía imposición: las fuerzas políticas internacionales destituyen  al gobierno dictatorial e imponen uno elegido por ellas (local o foráneo). Entre los muchísimos ejemplos, actualmente está Irak.

3) Transición vía ruptura: Con dos variantes, la oposición democrática rompe con la sociedad dictatorial y la depone en un periodo un tanto convulso. Pacíficamente, la oposición moviliza sus fuerzas y el régimen, comprendiendo que le quedan solo dos opciones, convoca a elecciones o se va, en consenso con la oposición, abriendo el proceso democrático para intentar salvarse.

Como en Checoslovaquia. Y la segunda, estalla una revolución y los anteriores gobernantes son pasados por las armas por el pueblo, como en el caso de Rumania (¿ya identificó el tipo de transición que vivimos en México?).

Lo que oculta esta definición, es que todo esto, no es más que un grandísimo fraude, un enorme engaño, con costos altísimos en vidas humanas para los pueblos implicados. ¿Por qué?, porque salvo en ciertos casos de revoluciones populares (que terminan en dictaduras de partidos generalmente comunistas, y desvirtuadas en una vuelta a la injusticia anterior) todas las transiciones han sido un lavado de cara del sistema en una readaptación de las fuerzas sociales y políticas a la nueva configuración del orden mundial.

Generalmente se impone una dictadura por dos razones: una es que el contexto internacional así lo exige, para poder aplicar una serie de condiciones que interesan al poder internacional. En estos casos las dictaduras van precedidas por un régimen socialdemócrata, generalmente obrero.

Esto es una maniobra de la burguesía con el fin de desmovilizar a los oprimidos, derrotarlos política e ideológicamente, desarmarlos para luego instalar un férreo régimen político internacional que, con los de abajo más o menos calmados, proceda a imponer el capitalismo salvaje gestionando con mano de hierro que de otro modo les sería imposible implantar.

La otra razón es coyuntural, esto es un caudillo político en una situación delicada toma el poder. Será respetado por la burguesía internacional si se somete a sus dictámenes. Este régimen suele ser en la mayoría de los casos el salvador de un régimen económico desastroso, que trata de regenerarse con un lavado de imagen político. A menudo se cambia el sistema político al que se culpa del desastre, cuando tanta culpa o más tiene el económico que suele que dar intacto (como en México).

En las transiciones se pone en marcha toda una serie de mecanismo que permiten que las cosas se mantengan en su sitio, evitando la insurrección popular, que las cosas se salgan de control. Así surgen como complemento a la democracia y a los partidos políticos, verdaderas fuerzas de choque del capital: las operaciones especiales (militarización so pretexto de la seguridad pública), el desempleo y la droga.

La fuerzas especiales: con el fin de rescatar al estado de fuerzas facciosas a su interior que pone en peligro la unidad del mismo y la seguridad de los ciudadanos, las fuerzas armadas y la policía, son sacados de sus cuarteles, para "combatir a los enemigos del estado": el crimen organizado, generalmente organizado por el propio estado en su pasado inmediato. Lo cual no es más que un reacomodo de fuerzas y un lavado de imagen. El desempleo: Ya que se pasa generalmente de un régimen de capitalismo de estado, donde los bajos salarios y la explotación son garantizados por la imposición violenta del estado, a uno privado, la amenaza del desempleo y el ejercito obrero de reserva, mantienen a raya la escalada del salarios. 

Las Drogas: siendo la politización de la juventud un poderoso enemigo de las dictaduras, en los momentos más delicados del acontecer político de un país, se promueve el tráfico y consumo de psicotrópicos, por parte del gobierno dictatorial, para mantener a los jóvenes drogándose en los parques, en vez de organizando marchas, plantones y levantando barricadas en demanda de una vida más digna ( en México, el exponencial aumento en el consumo de cocaína, que nos llevó de ser un país de paso a un país consumidor, ocurrió después de 1994, año en que se levanta en armas el EZLN,  los principales distribuidores en aquel entonces, fueron los elementos de la PGR)

Es preferible tener muchos adictos, que demanden un tráfico que justifique la militarización de la vida civil, que justificar la represión en el ámbito internacional de jóvenes rebeldes y politizados.

 El sistema y las formas pueden variar, pero su esencia, la jerarquía autoritaria de un estado que se disfraza, muta y se camuflajea, para seguir oprimiendo, explotando y delimitando la libertad del hombre, permanece tras el engaño de la transición democrática. Si el poder no desaparece, su consecuencia, la opresión, tampoco lo hará.  El estado, como representante del poder, no puede ser promesa de libertad.

Fuente: El Aguijón Libertario, revista del FIJL, federación ibérica de juventudes libertarías.    

arriba Arriba
Columnas Anteriores »
Acerca del Semanario El SUR | Directorio | Contáctenos |Aviso legal | ©2005-2011 Todos los Derechos Reservados.
Ciudad Guzmán, municipio de Zapotlán El Grande, Jalisco, México. Dudas y comentarios: buzon@periodicoelsur.com
Las marcas comerciales, nombres comerciales, nombres de productos y logotipos de terceros incluidos en este sitio web pueden ser marcas comerciales o marcas comerciales registradas de sus respectivos propietarios.
Resolución mínima de 800x600 píxeles. ¡Actualizar Navegador/Browser! Esta página se visualiza mejor en:
Internet Explorer 6+(6+) ' Netscape 8+(8+) 'Opera(8+) ' Mozilla ' FireFox ' Flash