enviar correo electrónico buzon@periodicoelsur.com Inicio   |   Regionales   |   Deportes   |   Sociales   |   Especiales   |   Oportunidades  |   Fotogalerías   
Página de Inicio del Periódico/Semanario El Sur de Cd. Guzmán
  Ciudad Guzmán, Jalisco, México,
Opinión
Mentiras y violencia, base de la campaña perredista en Texcoco
Redacción Informativo del Sur de Jalisco
buzon@periodicoelsur.com


Martes 28 de Febrero del 2012
Imprimir Nota
Al Doctor Eruviel Ávila Villegas
Gobernador del Estado de México
A los organismos defensores de los derechos humanos
A la opinión pública
 
Los ciudadanos texcocanos y las organizaciones del oriente mexiquense que firmamos este documento nos solidarizarnos con los cientos de familias de bajos recursos que han instalado legalmente sus viviendas en el predio “El Pimiango”, ubicado en Texcoco, Estado de México; repudiamos con toda energía la campaña de mentiras e incitación a la violencia en contra de ellas y sus líderes, protagonizada por Horacio Duarte, Higinio Martínez y Constanzo de la Vega, que buscan por todos los medios recuperar la añorada presidencia de este municipio y otros puestos desde los cuales medrar.
 
 
Pensamos que esta operación es manipuladora y persigue fines electoreros; tiene como base afirmaciones calumniosas, como decir que se trata de una invasión; recurre a farsas mediáticas, como ir a “denunciar” ante la PGR a quien encabeza las encuestas en la carrera presidencial acusándolo de “regalar” terrenos, y no se detiene para cometer descarados actos de provocación como el bloqueo, el viernes pasado, de la carretera México-Texcoco durante casi 12 horas, en el que muchas llantas incendiadas y varias cámaras de televisión contratadas ex profeso para darle al hecho un cariz heroico, trataron en vano de encubrir el hecho de que ahí sólo estaban unos cuantos individuos enardecidos y violentos, seguidores incondicionales de Duarte, clamando como fascistas por la expulsión y el asesinato de los antorchistas. Todos nos preguntamos por qué esos actos vandálicos no recibieron ni la más mínima sanción ni condena de las autoridades estatales y federales; y por qué algunos medios, normalmente enemigos irracionales de cualquier manifestación ciudadana, fueron absolutamente condescendientes y le dieron foro a los agresores de colonos y automovilistas. ¿Acaso hay complicidades oficiales alentando el desalojo y la agresión? El Gobierno del Estado de México debe darnos una respuesta.
 
“EL PIMIANGO” NO FUE INVADIDO, ES UN ASENTAMIENTO TOTALMENTE LEGAL
Los actuales habitantes del predio “El Pimiango”, de 38 hectáreas, fueron removidos por el Gobierno de su asentamiento original en Hidalgo y Carrizo, del mismo municipio de Texcoco, con el argumento de que se trata de una zona de riesgo, a la que es difícil dotar de servicios urbanos, y a cambio se les ofreció otro lote en “El Pimiango”. El acuerdo de reubicación fue convenido el 20 de junio de 2011, por la Conagua, representada por su director general, Ing. José Luis Luege Tamargo, quien autorizó un monto de 30 millones de pesos para esta operación, y las autoridades del Gobierno mexiquense, quienes posteriormente entregaron legal y públicamente el nuevo predio a sus actuales ocupantes y son los responsables de cubrir toda la normatividad urbanística; la asociación de beneficiarios, por su parte, entregó al gobierno estatal la parte que le correspondía en el convenio respectivo. La evidencia de que esto es cierto son las declaraciones del secretario de Desarrollo Urbano del Estado de México, Lic. José Alfredo Torres, quien dijo en una entrevista radiofónica: “El rancho Pimiango es una propiedad privada… que desde la administración del doctor Higinio Martínez se actualiza en su Plan de Desarrollo Municipal y es un predio que tiene uso habitacional… es una propiedad privada que adquiere el Instituto Mexiquense de la Vivienda Social, con recursos económicos que proceden de la federación y del estado”.
 
CANCELAN POSIBLES NEGOCIOS INMOBILIARIOS DEL PERREDISMO
Es conocido en Texcoco el hecho de que además de buscar beneficios electorales, la oposición a esta nueva colonia popular –en la que cada quien va construyendo su casa al ritmo que puede– está impulsada por el interés de hacer negocios inmobiliarios con ese terreno. Por ejemplo, en 2006, cuando Higinio Martínez dejó como suplente a Nazario Gutiérrez, otro perredista, se autorizó construir, exactamente en el mismo predio del que hoy quieren expulsar a los antorchistas, un desarrollo habitacional llamado “El Deseo” (alusión, quizá, al deseo de enriquecimiento de los alcaldes texcocanos de ese entonces). Otro ejemplo: las facilidades de todo tipo que dio el ex alcalde perredista Constanzo de la Vega a la construcción del enorme centro comercial Plaza Texcoco, y su feroz oposición a la actual colonia popular Víctor Puebla. Quizá, dentro de poco, el lema del PRD deba ser el de “negocios son negocios…”.
 
DUARTE QUIERE UN NUEVO PUESTO DONDE MEDRAR
La xenofobia de la que hace gala y la confrontación a la que incita Horacio Duarte para aparecer como el “defensor del territorio de Texcoco”, busca captar los votos de quienes crean en su coartada. Duarte no se ha resignado nunca a dejar de cobrar en la nómina de Texcoco; ¡durante 15 años! estuvo pegado a la ubre presupuestal (de 1991 a 2006, fue sucesivamente regidor, secretario del ayuntamiento, diputado local, presidente y diputado federal…). Duarte ha venido a menos, no lo han nombrado candidato a nada… y busca hacerse notar a como dé lugar.
 
NO TENEMOS POR QUÉ SER ENEMIGOS DE CHIMALHUACÁN
Nos parece deleznable que los líderes perredistas digan que no quieren “que Texcoco sea otro Chimalhuacán”. Además de ser una ofensa absolutamente injusta contra un pueblo de cultura milenaria, tan esforzado y digno como el texcocano, ese ataque deja de lado que Chimalhuacán, desde el año 2000, ha disminuido los rezagos en servicios, acceso a la educación (es el municipio con menos analfabetismo de todo el país) y embellecimiento urbano, avance reconocido por urbanistas de prestigio internacional; y todo eso a pesar de que cada año recibe 20 mil nuevos habitantes provenientes de diversas partes del país, que se refugian ahí debido, en parte, al bloqueo que hay para que se asienten en el DF, en donde el “izquierdista y protector de los pobres”, Andrés Manuel López Obrador, prohibió hace años la construcción de nuevas casas en varias delegaciones. Ahora queda claro de dónde tomaron el ejemplo Duarte y compañía, y desde aquí le preguntamos a López Obrador: ¿ése es el “cambio verdadero que está por venir”? ¿Un México lleno de feudos donde se satanice al ciudadano pobre que busca dónde vivir, y se le trate como si fuera un delincuente o un judío en tierra de nazis…?
 
EL GOBIERNO ESTATAL DEBE RESOLVER EL PROBLEMA
En resumen: mucho lodo, shows mediáticos pagados, amenazas, provocaciones, violaciones a la ley, mucho humo y poca gente respaldándolos, he ahí las armas que portan Duarte, los líderes del PRD y del Movimiento de Regeneración (¡?) Nacional (Morena) en su ataque a los nuevos vecinos de Texcoco; armas que resultarían ridículas si al mismo tiempo no amenazaran la vida de muchos inocentes, por lo que es urgente hacer un enérgico llamado al Gobierno del Estado de México para que cumpla con su obligación de no dejar ninguna sombra de duda sobre la legalidad del asentamiento que, como ellos lo reconocen, fue fruto de una decisión gubernamental compartida con el Gobierno Federal para reubicar a un grupo de personas; y para que frenen, con las armas políticas y jurídicas de las que disponen, la persecución vandálica y delincuencial contra los habitantes del predio “El Pimiango” y contra la organización que han elegido libremente para representarlos: el Movimiento Antorchista. Para apoyar con nuestra presencia lo aquí expuesto, participaremos en la manifestación de 20 mil personas que el 6 de marzo acudirán a pedir la urgente intervención del Gobernador Eruviel Ávila Villegas, para frenar una injusticia y evitar una tragedia.
 
Texcoco, Estado de México, a 26 de febrero de 2012
 
 
ATENTAMENTE
CIUDADANOS TEXCOCANOS Y ORGANIZACIONES DEL ORIENTE MEXIQUENSE
www.antorchacampesina.org.mx
arriba Arriba
Columnas Anteriores »
Acerca del Semanario El SUR | Directorio | Contáctenos |Aviso legal | ©2005-2011 Todos los Derechos Reservados.
Ciudad Guzmán, municipio de Zapotlán El Grande, Jalisco, México. Dudas y comentarios: buzon@periodicoelsur.com
Las marcas comerciales, nombres comerciales, nombres de productos y logotipos de terceros incluidos en este sitio web pueden ser marcas comerciales o marcas comerciales registradas de sus respectivos propietarios.
Resolución mínima de 800x600 píxeles. ¡Actualizar Navegador/Browser! Esta página se visualiza mejor en:
Internet Explorer 6+(6+) ' Netscape 8+(8+) 'Opera(8+) ' Mozilla ' FireFox ' Flash