enviar correo electrónico buzon@periodicoelsur.com Inicio   |   Regionales   |   Deportes   |   Sociales   |   Especiales   |   Oportunidades  |   Fotogalerías   
Página de Inicio del Periódico/Semanario El Sur de Cd. Guzmán
  Ciudad Guzmán, Jalisco, México,
De Tecalitlán los sones
Desglosando algunas de las obras que nos dejó don Macario Ramírez Torres
J. Angel Chávez Nájar
buzon@periodicoelsur.com


Lunes 26 de Octubre del 2009
Imprimir Nota
PRIMERA DE DOS PARTES

POR. J. ANGEL CHAVEZ NAJAR

“Todos hacemos nuestra historia a nuestro albedrío; la historia particular de cada individuo es siempre diferente”. Lo anterior manifestó don Macario Ramírez Torres,  en su libro “La Diligencia del Abuelo”, editado en el año de 1994.

Como un pequeño homenaje a don Macario Ramírez Torres, quien además de escritor fue una persona muy apreciada y respetada por quienes tuvimos trato con él, desgloso parte de sus obras literarias.

En la “DILIGENCIA DEL ABUELO”, nos traslada a los años treinta y principios de los cuarenta del siglo pasado. La diligencia del pueblo hacía su recorrido cotidiano rumbo a la arcaica Tuxpan, jalada por los briosos corceles que rispaban con furia por sinuosos y polvorientos caminos.

Don Nicolás (conductor de la diligencia) el auriga de contagiosa  alegría, entonaba las canciones campiranas de principios del siglo que de boca en boca se habían hecho tradición en nuestras gentes sencillas, como las que viajaban en el interior de la diligencia.

La calzada de añosos y frondosos sauces sacudía sus ramas abanicando con gracia y fragancia a los pasajeros luego de pasar las haciendas de “La Guadalupe”, “La Purísima” y “Santiago”, emporios azucareros de la época prerrevolucionaria, pronto estarían en Tuxpan.      

Una vez en Tuxpan los pasajeros abordaban el ferrocarril que los trasladaría ya fueran por el rumbo de Manzanillo o Guadalajara; mientras se esperaba la llegada de estas máquinas, se saboreaban los exquisitos “Taquitos de la estación”; a su paso por Sayula, se adquirían las famosas cajetas y por Santa Ana, “Las mulitas”.

Después de las periferias de un arduo día, don Nicolás se reúne con su esposa Margarita, “eran los años treinta”. Después… aparecieron unas máquinas enormes con rugidos del infierno que horadaron las entrañas de la tierra, derribaron gigantescas y viejas encinas… y los caminos del mañana quedaron recubiertos con el negro manto del asfalto… Las caballerías estaban desiertas… En un rincón, la diligencia carcomida por la polilla, libraba su póster combate sumergida en un mar de telarañas.

Don Nicolás y doña Margarita ya no estaban… Se habían marchado… Eran ellos ahora los pasajeros de la diligencia del tiempo, eran ellos ahora los pasajeros del viaje final… y el pasado día 11, don Macario abordó la diligencia que lo llevó a unirse a sus padres.

En el siguiente reportaje comentaré la obra de este ilustre escritor. “LA HACIENDA DE MI PATRON”.
E-mail: cronista_angel.teca@hotmail.com
arriba Arriba
Columnas Anteriores »
Acerca del Semanario El SUR | Directorio | Contáctenos |Aviso legal | ©2005-2011 Todos los Derechos Reservados.
Ciudad Guzmán, municipio de Zapotlán El Grande, Jalisco, México. Dudas y comentarios: buzon@periodicoelsur.com
Las marcas comerciales, nombres comerciales, nombres de productos y logotipos de terceros incluidos en este sitio web pueden ser marcas comerciales o marcas comerciales registradas de sus respectivos propietarios.
Resolución mínima de 800x600 píxeles. ¡Actualizar Navegador/Browser! Esta página se visualiza mejor en:
Internet Explorer 6+(6+) ' Netscape 8+(8+) 'Opera(8+) ' Mozilla ' FireFox ' Flash